*desambigua*







desde el mismo antesuperior rojinegro // (respingadas tetas anarquistas) // bajan jugos que todavía piden piel // son lodos estancos de memoria abdomen // que arrastran furias a las puertas de tu nombre
federico leicht - "desambigua"



1 de noviembre de 2015

El cansancio multitudinario y la subyugación del perpetrador



no encuentro nada mejor que hacer en este momento de mi vida que tomar la palabra de Ale Kaufman y rogarles que lean, que reflexionemos, que le demos a otros para leer.


(de abajo hacia arriba)


  1. al ejecutor no le conviene ganar ahora sino en un próximo turno, cuando lo "ganado" se haya diluido un poco o bastante bajo el mismo signo.
  2. hay que actuar como ante un peligro, con frialdad, cuidado, reflejos bien apuntados. Evitar el mal mayor, desde luego: que te choque el tren
  3. al estar tan segmentadas las multitudes se requieren acciones diferentes según los talantes. Los hay de muy diverso tipo.
  4. cualquier comportamiento desmesurado va a producir efectos paradójicos. Se requieren intervenciones medidas, limitadas y prudentes.
  5. no carece de importancia el número de quienes pretenden permanecer fuera de la opción binaria, pero ese es muy difícil de modificar.
  6. las multiltudes están fragmentadas. Decide el número de quienes huyen hacia adelante, hacia el patíbulo.
  7. lo que se invoca en las multitudes es su pulsión de huida, de pánico, y eso lleva a un número desconocido hacia el ejecutor despiadado.
  8. es decir, resulta más seductor el seguro ejecutor que el que promete benevolencia, porque es más probable el sufrimiento que la compasión.
  9. Se les habla a los sobrevivientes como si fueran todos, con lo que las víctimas quedan excluidas de antemano, ya condenadas, pero sin nombre
  10. porque con el verdugo ejecutor se promete trazar una línea neta entre las víctimas y los sobrevivientes.
  11. la cuestión es que viene algo malo, de sufrimiento. Y el verdugo ejecutor de la pena de muerte resulta más seductor que el agente benévolo.
  12. la cuestión no son lo realizado, ni las propuestas, ni los sentimientos.
  13. y como lo que sucede excede el código usual, solo disponen de eufemismos o explicaciones ad hoc.
  14. ¿porqué no ven nada en las crisis? Porque es cuando actúan las fuerzas ciegas del puro número, el cambio brusco o la violencia.
  15. las "metodologías" solo son útiles cuando hay estabilidad en las correlaciones de fuerzas. En estado de crisis no ven nada.
  16. esa es la pulseada de estos días. Y no es ajena a la ceguera de las "metodologías", situadas en las zonas de estabilidad, no en la crisis.
  17. el cansancio multitudinario por resistir a la opresión se alivia mediante la subyugación, cediendo a la fuerza abrumadora del perpetrador.
  18. al perpetrador eso le sale fácil, porque constituye el acto opresor, y la víctima es constituida bajo tal coacción. Así se naturaliza.
  19. el opresor acusa a su víctima de ser culpable de la humillación de que la hace objeto. Invierte así los términos. Eso es lo de "meter miedo"
Publicar un comentario